Atención al cliente, detalles que marcan la diferencia

Atención al cliente, detalles que marcan la diferencia

Poner en marcha un negocio requiere de buenas dosis de entusiasmo y de paciencia, en este último caso porque los trámites burocráticos, por ejemplo, podrán entorpecer en buena medida el camino marcado, pero una vez superados los primeros obstáculos deberás dejarte guiar siempre por una filosofía que te distinga favorablemente del resto, la máxima profesionalidad y una dedicación plena.

Hoy en día no es tan frecuente que una empresa sea capaz de sostenerse sola,  sin una constante atención, por lo que nuestro grado de implicación será siempre el punto diferencial.

¿Cómo hacer que tu atención al cliente sea excepcional? Ya hemos comentado anteriormente que reaccionar con rapidez resulta ser más eficaz que aportar una solución tardía.  Tenemos presente, por tanto, la celeridad, centrémonos entonces en el hecho de saber aportar una solución.

Imagina que un cliente se pone en contacto contigo porque necesita un producto que normalmente adquiere en tu tienda online y que no se encuentra disponible. La primera alternativa pasaría, muy probablemente, por informarle del plazo medio de entrega previsto, pero más efectivo que esto sería ofrecerle una alternativa en condiciones muy parecidas (calidad, precio, tamaño, prestaciones, etc.) para que pudiera tener un servicio personalizado, con las mismas garantías que de costumbre.

O, mejor aún, haz de forma cotidiana un repaso a tu cartera de clientes y mide la frecuencia con la que adquieren tus productos o contratan tus servicios. Puede que exista alguno que haya dejado durante un tiempo de hacerlo. Sin traspasar la línea de lo que pudiera considerarse un atrevimiento excesivo, sin que llegue a notar que se siente presionado a comprar, en definitiva, sin comprometerle de alguna forma,  hazle saber que estimas el hecho de contar con su confianza y ofrécele una oferta pensada especialmente para él/ella, y que estará basada en lo que habitualmente precisa de ti.

Finalmente todo se reduce a que, en un mercado con una excesiva oferta, siempre hay que prestar especial atención a los  detalles que marcan la diferencia.

Compartir la entrada

Sobre el autor

Comentarios

Comentarios cerrados.