Cobrar o no cobrar gastos de envío en una tienda online

Cobrar o no cobrar gastos de envío en una tienda online

Cobrar o no cobrar los gastos de envío en tiendas online

El cobrar o no una cantidad adicional por enviar un pedido a un cliente suele ser un tema espinoso y una duda constante a la hora de gestionar una tienda online. Hay que reconocer que en muchos portales de e-commerce los gastos de envío resultan ser un obstáculo a la hora de que los clientes lleguen a comprar cantidades pequeñas (aprovechan entonces pedidos por importes superiores para no notar tanto el incremento en el precio final), pero es igualmente comprensible que en otras tantas circunstancias resulte inviable para una tienda online asumir unos gastos de envío cuando la factura mensual de la agencia de transportes es cuantiosa.

Como siempre, la lógica ha de imponerse en estas situaciones.  Si nosotros no podemos evitar incrementar cada venta con una partida que corresponde a gastos de envío sí deberíamos, al menos, ser algo condescendientes con este asunto.  Por ejemplo, podríamos no cobrar gastos de envío a partir de ciertas cantidades, o no hacerlo en envíos a la península (y sí a los archipiélagos o en los envíos internacionales), no cobrar sistemáticamente a clientes con cierta antigüedad, o no hacerlo en los envíos gestionados a través de oficinas de correos, etc.

Cada tienda online es un caso particular y completamente distinto al resto. Si por este detalle notamos que pueden frenarse en parte nuestras ventas tendremos que sentarnos a hacer números y valorar en qué medida podemos llegar a comprometernos en no cobrar gastos de envío sin que esto llegue a suponer una merma importante en nuestra cifra de resultados.

Por otro lado, si la decisión es seguir cargando estos gastos debemos ser honestos y no pretender de estos un margen de beneficio como si de un producto cualquiera de nuestra tienda se tratara.

Compartir la entrada

Sobre el autor

Comentarios (2)