El márketing de contenidos: dar antes de recibir

El márketing de contenidos: dar antes de recibir

Dominar el márketing de contenidos puede no ser tan sencillo como parece a simple vista. No basta con rellenar de sentido una página, un blog o una campaña publicitaria y distribuirla a los ojos y oídos adecuados. Lo cierto es que se trata de una inversión, tanto en ideas como en tiempo y esfuerzo, que en un primer momento puede parecer infructuosa. Como tantas otras cuando nos decidimos a lanzar un proyecto, debemos tener claro que siempre comenzará siendo “a fondo perdido”.

Dentro de la filosofía del márketing de contenidos se encuentra un pilar muy importante, el que en inglés se conoce como “givers get”. En español, podemos definirlo como la idea de aportar a los demás antes de pedir la respuesta o la compensación, o de esperar esa recompensa que será el fin último. Uno de los grandes errores que nos encontramos en el márketing de contenidos pasa por no tener en cuenta esto tan básico: se fuerza a los receptores a responder al momento, a conseguir un feedback que debe surgir de manera espontánea.

Aunque, naturalmente, el márketing de contenidos tendrá como función el publicitarnos, debemos intentar que esto no se advierta de forma negativa. Nuestra escritura y presentación de servicios o productos debe ser fluida y cercana. Es muy importante que diversifiquemos medios, en la medida de nuestras posibilidades: lo más sencillo es empezar con un blog o una página web, pero en el momento en que podamos añadir vídeos, e-mail márketing y similares debemos aprovecharlo. Y, por supuesto, utilizar el mayor número de canales que tengamos a nuestra disposición, desde redes sociales hasta otros blogs amigos, foros, etc.

Compartir la entrada

Sobre el autor

Comentarios

Comentarios cerrados.