El usuario y el márketing relacional

manos-unidas

El usuario y el márketing relacional

Hasta hace algunos años, el márketing seguía entendiéndose como un proceso unidireccional; una estrategia para captar usuarios tomando como base unas premisas universales. Pero el mundo ha ido girando, más deprisa de lo que pensábamos, hacia la participación y la colaboración. Ya no cabe entender el márketing como una creación bidireccional. La esfera que se ha conformado ha dado lugar a un nuevo término: el márketing relacional. 

El diálogo se ha convertido ahora en la pieza clave. No basta con conocer a la competencia y adaptar a ella nuestras estrategias; es fundamental, más que nunca, conocer a los clientes, sus hábitos, costumbres y apetencias, y para ello tenemos la vía del diálogo. Imprescindible, como ya hemos comentado, desarrollar en redes sociales esa preocupación social, ese feedback en el que la empresa o la marca aparezcan como entes vivos.

La conversación debe dar como fruto la diferenciación de los clientes, de manera que la estrategia de márketing se oriente a ellos de manera específica y personalizada. Podemos segmentar grupos incluso dentro de nuestro público, ya segmentado del global, y establecer diferentes maneras de acercarnos a ellos. Es un proceso largo y más complicado de lo que cabe pensar. Es importante que contemos con expertos en este diálogo social, que sepan cómo aproximarse a través de cada medio: desde la publicidad más tradicional hasta las redes sociales o los foros. Cada uno cuenta con su propio lenguaje y produce una experiencia de usuario distinta. La combinación de todos estos aspectos dará lugar a una estrategia adaptada a los tiempos que corren.

 

Compartir la entrada

Sobre el autor

Comentarios

Comentarios cerrados.