Instagram y la polémica de sus nuevas condiciones

Instagram y la polémica de sus nuevas condiciones

La noticia saltó ayer y durante las últimas veinticuatro horas parece que no hemos parado de escucharla por doquier. Ha sido, cómo no, trending topic en Twitter y motivo de indignación de prácticamente todos los usuarios de Instagram: la red social anunció que pasaría a ofrecer las fotos subidas a ella con fines comerciales.

Naturalmente, enseguida se plantearon numerosos dilemas, no sólo desde el punto de vista ético sino también desde el de la privacidad de datos personales. E incluso sobre la protección a menores, que al fin y al cabo también son grandes usuarios de esta red, tan extendida gracias al auge de los smartphones (está disponible tanto en iOS, donde empezó, como en Android). No obstante, tal vez debido a la vorágine de quejas, Instagram ha vuelto a pronunciarse y ha matizado cuál será el cambio en sus condiciones de uso. Ha desmentido que vaya a vender las fotografías a empresas privadas, pero sí ha constatado que pondrá en marcha un sistema de recomendaciones de anuncios personales. Es decir, algo similar a lo que hace Google, por ejemplo, cuando nos muestra publicidad basada en nuestras búsquedas y datos de navegación.

En el comunicado oficial que podemos leer en su página web, Instagram también ha confirmado que no incluirá banners u otro tipo de publicidad intrusiva, ya que desea mantener su servicio como hasta ahora y seguir fomentando la creatividad de sus usuarios. Una rectificación necesaria, aunque quizás un poco tardía, puesto que la viralidad con que se propagó la noticia ya hizo que muchos usuarios, quizás miles en todo el mundo, dieran de baja sus cuentas. ¿Podrá superar este bache la popular red social y continuar como hasta ahora, pese a los cambios?

/ Redes sociales / Etiquetas: ,

Compartir la entrada

Sobre el autor

Comentarios

Comentarios cerrados.