Los juegos sociales como mecanismo de márketing

Los juegos sociales como mecanismo de márketing

La imparable expansión de las redes sociales ha conseguido que muchas personas que hasta ahora no se habían interesado lo más mínimo por los juegos en Internet los vean con nuevos ojos. Y es que los juegos sociales suponen no ya un reto frente a la máquina o a un jugador anónimo, como sucede a menudo en los videojuegos tradicionales que tienen funciones online, sino una forma más de interactuar con tus contactos y compartir con ellos algo más que fotos o actualizaciones: una nueva manera de experimentar la “vida virtual”.

No es oro todo lo que reluce, sin embargo. Pese al notable éxito de juegos como Farmville, se estima que un gran porcentaje de las personas que empiezan un juego social online lo abandona al día siguiente. Incluso Zynga, responsable del citado Farmville y pionera en el éxito de esta clase de juegos a través de Facebook, está empezando a notar un descenso en su popularidad y su número de usuarios. Por ello, se trata de una herramienta que conviene utilizar en su justa medida, conociendo a fondo el target al que vamos a dirigirnos. Y, sobre todo, tratando de premiar la originalidad.

Existen ya empresas destinadas a crear juegos sociales online para las marcas que quieran utilizarlos como herramienta de márketing. Coca Cola, Nike y otros grandes nombres a nivel internacional se han sumado a ello, y en algunos casos, sobre todo gracias a la difusión de campañas y promociones a través de los mismos, han logrado un importante posicionamiento de marca. Es importante saber captar a los usuarios primero desde la gratuidad, pero ofreciendo añadidos al juego si se llevan a cabo lo que se conoce como “micropagos” (abonar para conseguir diferentes ventajas). Con constancia y paciencia, tendremos una herramienta muy útil, diferente y divertida para llamar la atención sobre nuestra marca.

Compartir la entrada

Sobre el autor

Comentarios (1)